Uñas frágiles: fortalecerlas con productos y vitaminas.

Las uñas quebradizas son un problema no menor que afectan a muchas personas, tanto hombres como mujeres, sin distinción de edad.

Generalmente la fragilidad se debe a falta de vitaminas u otros problemas más de índole dermatológico.

En cualquiera de éstos casos, tiene solución desde el punto de vista médico y estético, una vez identificado el problema.

En la siguiente nota proponemos productos eficaces para dar a las uñas protección y evitar quiebres, astillas o descamaciones.

Uñas frágiles: fortalecerlas con productos y vitaminas
El embarazo, la lactancia, la mala nutrición, el estrés, hongos, bacterias y algunas prácticas habituales pueden desencadenar una extrema fragilidad en las uñas que se traduce en quiebres constantes. Para algunas mujeres será imposible pintarse las uñas, hacerse la manicura o llevar a cabo tareas cotidianas (manualidades, limpieza, etc) porque siempre harán que las uñas se rompan.

En estos casos, los primero es poner atención a que tipo de lesión se genera, ya sea, descamación, corte, quiebre, astilla, levantamiento de la superficie, cambio de color, cambio de textura, hinchazón, dolor, etc. Una vez identificado como comienza el problema, hay que pensar en que tipo de rutina llevamos, porque es posible que el problema este ahí.

Posibles factores desencadenantes.
Uso de detergentes y productos químicos: no todos utilizan guantes y los usan directamente con las manos, sin protección alguna. Algunos detergentes o limpiadores son muy fuertes y es posible que estén reaccionando en la piel o las uñas.

Contacto con alergenos: algunos alimentos (cebolla y ajo), productos o esmaltes contienen ácidos fuertes y se ha comprobado que desatan problemas en algunas personas.

Dieta desbalanceada: los alimentos son los que nos dan nutrientes necesarios para que el cuerpo funcione y se vea adecuadamente. Si la alimentación no es balanceada o hay una excesiva carencia en hierro, vitaminas, minerales, antioxidantes, proteínas, etc. en algún lado desencadenará síntomas.

Deshidratación: cremas y lociones tópicas son necesarias siempre para cuidar las manos y todo lo que ellas incluyen, como las uñas. Luego de lavarse con jabón u otro producto, ante el frío, o el viento, hay que usar cremas que devuelvan la hidratación a la zona.

Otros problemas: Hongos, eczemas, alergias u otros problemas de índole médicos también pueden afectar a la zona y requieren tratamientos más específicos siempre guiados por el profesional de la salud.

Recomendaciones

  • Usar siempre guantes de goma o látex ante la manipulación de productos químicos.
  • Mantener una correcta higiene en la zona y utilizar cremas asiduamente para prevenir resequedad.
  • Librar la zona de la humedad constante porque ésta provoca hongos.
  • Mantener las uñas cortas y usar lima asiduamente contribuye a evitar la descamación constante.
  • Comerse las uñas u otros comportamientos obsesivos puede derivar en fragilidad para la zona.
  • Si se notan cambios de color o textura, siempre consultar con el médico dermatólogo.
  • Si el caso a tratar se presenta una excesiva pérdida de vitaminas y nutrientes, entonces requerirá un tratamiento más sistémico. Para ello lo mejor es consultar con el médico, quién indicará productos más potentes del estilo de Cistimax y Megasticin, dos remedios que brindan vitaminas, aminoácidos, minerales, estimulantes, etc. para fortalecer las uñas.
  • Las uñas son un claro indicador de como está el cuerpo en materia de nutrientes por ello es importante poner atención a los signos que demuestran cuando no lucen normales.

Centro de estética María Victoria Escalona.

Visitanos en www.malagaestetica.es

Tienda onLine: www.esteticashop.es

Deja un comentario