La popularización de la depilación masculina

La depilación láser ha dejado de ser un tema exclusivamente femenino. De hecho, es uno de los procedimientos estéticos no quirúrgicos más solicitados, ya que actualmente goza de una demanda del 35% de la población. Para el público masculino se ha consolidado como una solución útil y efectiva para eliminar vello abundante en espalda, pecho, cuello y abdomen.

En la actualidad, esta tendencia ha ido más allá y hombres de todas las condiciones sociales ya pueden disfrutar de las ventajas de esta técnica. La razón de hacerse una depilación láser en un cuerpo masculino puede ser tan simple como el sentirse mejor o aumentar la confianza personal.Pero no todas las razones son estéticas: en muchas ocasiones, los hombres que se deciden por un tratamiento de depilación láser no sólo buscan tener un buen aspecto. Por ejemplo, este tipo de depilación en el área del cuello puede reducir el número de afeitados de barba que un hombre requiere en el transcurso de un año.

Las áreas de tratamiento depilación láser más comunes en hombres incluyen: las orejas, la nariz, la barba, el cuello, hombros, brazos, manos, espalda, el pecho, nalgas, el área pubiana y pies.

El vello en la espalda es considerado como un problema mayor, ya que socialmente no se considera viril, sino un defecto.

La franja de edad que más solicita este tipo de tratamientos es de 25 a 30 años. Cuanto más joven es el hombre, más difícil resulta la depilación por una cuestión puramente hormonal.

La depilación láser es apropiada para hombres y mujeres, y para casi cualquier parte del cuerpo, pero hay algunas limitaciones. No se puede realizar en la parte interna de la ceja, para evitar dañar el globo ocular.

Las zonas en las que se consiguen mejores resultados en los hombres son espalda, tórax y barba. Esta última suele depilarse para perder densidad y no sufrir irritación al afeitarse.

Es importante que la depilación láser en la barba se haga de forma cuidadosa. Hay que hacer todos los disparos solapándose un poco para que la piel quede tratada y no queden rodales.

En cada sesión de láser el paciente pierde un porcentaje de vello que no vuelve a salir nunca. Ahora bien, mientras el varón joven tiene sus niveles de hormonas masculinas altos, tiene un estímulo continuo de crecimiento de vello en las zonas andrógeno dependientes, entre ellas la barba. En este caso, una vez finalizado el tratamiento, necesitaría sesiones de repaso cada cierto tiempo para poder mantenerse totalmente depilado en esa zona.

Las mejores condiciones para depilar son las siguientes: piel clara (con poca melanina) y pelo oscuro (con mucha). Esto se debe a que la melanina es la que absorbe la energía lumínica y se calienta. Así, la piel se calienta poco y el pelo mucho, que es lo que interesa para eliminarlo.

Centro de estética María Victoria Escalona.

Visitanos en www.malagaestetica.es

Tienda onLine: www.esteticashop.es

Deja un comentario