La importancia de las emociones.

Aquello de “la cara es el espejo del alma” o “el mejor truco de belleza es ser feliz” puede resultar algo insulso, tópico y más propio del refranero popular que de un blog de belleza.

Sin embargo, está más que demostrada la estrechísima relación existente entre las emociones y nuestro aspecto físico.

Una especialista en psicología social, explica cómo influyen las emociones en el proceso de envejecimiento. “Alejar la edad cronológica de la biológica, no sólo depende de un estilo de vida saludable, sino también se un estilo de vida emocional en el que se tienen emociones, se sienten y se muestran”.

Una pequeña aclaración: la edad cronológica es la edad que tenemos y la biológica la edad de nuestros órganos y que, por cierto, no tiene por qué coincidir con la cronológica.

Según varios estudios realizados por miembros de la Sociedad Española de Medicina Estética, la longevidad depende un 75% de nuestro estilo de vida. El estrés emocional deteriora el sistema inmunitario y acelera el estrés oxidativo, de forma que nuestra piel no neutraliza bien los radicales libres y envejece más rápidamente.

Por otra parte, según datos proporcionados por la Academia Española de Dermatología y Venerología, una enfermedad mental puede repercutir claramente la piel.

Un dato de lo más positivo:

Según muchos estudios, el sexo es una de las mejores terapias antiaging ya que, entre otras cosas, haciendo el amor producimos mayor cantidad de estrógenos, causantes, en gran medida, de que luzcamos una piel tersa. Está claro que las emociones importan, y mucho. ¿Qué os parece?

Centro de estética María Victoria Escalona.

Visitanos en www.malagaestetica.es

Tienda onLine: www.esteticashop.es

Deja un comentario