Hombres: cada vez mas cuidados


Actualmente, los hombres se preocupan tanto como las mujeres por sentirse bien. El cuidado del rostro es una de sus principales preocupaciones, por lo que tendremos que tener muy en cuenta qué necesita su piel y cómo transmitirles estas necesidades.


Hace años, más de diez, cuando abrimos nuestro centro de estética especializado para el hombre, la tendencia general y por la que más hombres apostaban era por la depilación; servía como excusa para entrar al centro porque era lo que “más de moda estaba”, depilarse. Sin embargo, hoy en día, los hombres se acercan a los centros de estética con los mismos intereses que las mujeres, porque les preocupa tanto tener un kilo de más como que una mañana se levanten y se descubran una arruga nueva. Quiero decir, que los hombres se preocupen tanto como las mujeres por sentirnos bien.

Hoy por hoy no hay un perfil de hombre definido que acuda a un centro de estética, ya que los hombres que quieren cuidarse son de todas las edades y perfiles sociales. Lógicamente, a cada edad preocupa un problema distinto; por ejemplo, los chavales jóvenes se preocuparán por temas como la depilación o el acné y a partir de los 30 les preocupan todos los problemas que podemos atender en un centro de estética: problemas de piel como piel seca o grasa, flacidez, arrugas, bolsas, etc.  La imagen de “macho ibérico” que despegó en los sesenta, y a la que el cine español de la época tanto contribuyó, ha pasado a la historia.

Aunque parezca que las necesidades estéticas puedan ser las mismas, debemos tener claro que el hombre y la mujer buscan cosas distintas. Los gustos entre hombres y mujeres son diferentes y esto tenemos que aceptarlo y comprenderlo. Si queremos captar a hombres a  nuestro centro, tendremos que cambiar conceptos de cómo dirigirnos al hombre a la hora de explicarle los beneficios que obtendrá con un tratamiento o de cómo tendrá que utilizar los productos de mantenimiento en casa. Entre otras cosas, porque los hombres no tienen los hábitos de las mujeres a la hora de cuidarse. Este mundo es nuevo para ellos por lo que deberemos explicar claramente los resultados que podremos obtener con un tratamiento o las ventajas que obtendremos con los productos de mantenimiento en casa.

 

Ambientación

Un punto muy importante a tener en cuenta es la decoración del centro o la ambientación de la cabina donde atender al hombre. A modo de orientación, deciros que un centro con excesivas imágenes publicitarias femeninas y una decoración claramente destinada a la mujer, a pocos hombres atraerá. Tampoco se deben tener demasiados productos a la vista del cliente, simplemente los que vayamos a utilizar en el tratamiento.

Una cabina para él debe estar decorada con colores sobrios, masculinos. La simplicidad en la decoración debe ser la nota predominante, sin objetos decorativos que perturben la tranquilidad. Las luces deben ser indirectas y las camillas mejor si se visten con ropa no desechable.

Tenemos que disponer también de productos específicos para hombre, tanto en cabina como para venta, no solo porque los productos creados para ellos contienen activos específicos para su piel sino porque las texturas y los olores deben ser adecuados a sus gustos. Hay quien piensa que todos los cosméticos sirven tanto para ellos como para ellas, pero si repasamos las diferencias entre ambas pieles veremos que realmente son distintas y que por lo tanto necesitan un cuidado de acuerdo a sus características.

 

Piel masculina

La epidermis del hombre es un 24% más espesa que la de la mujer. No solo está más adherida a la dermis, sino que tiene 32 capas de células en estrato córneo, frente a las 14 o 24 que las mujeres poseen por término medio. Y aunque las eliminan con el rasurado diario,  la piel masculina es menos sensible al tacto, a la temperatura y al dolor.

La dermis de los hombres es más gruesa y tiene muchas más fibras musculares blandas. Sin embargo posee menos fibras elásticas, lo que explica que la pérdida de firmeza  a partir de los  30 produzca  relajamientos cutáneos más importantes y arrugas más profundas.

La secreción sebácea tiene la misma composición que en la mujer, pero la cantidad de sebo segregado es el doble, de ahí su propensión a los comedones. Además, su pH es más ácido y su flujo sanguíneo es un 50% mayor. Los andrógenos, hormonas masculinas, son los responsables de un revestimiento piloso que oscila entre los 6.000 y 25.000 pelos.

Una vez que tenemos claros esos aspectos, conozcamos algunos de los problemas del rostro que más preocupan al hombre y qué tratamientos son más adecuados para solucionar esos problemas.

 

Cuidar el rostro: su principal inquietud

Si tuviéramos que ordenarlos por importancia, para el hombre, uno de los inestetismos que más le preocupa son los brillos, lógico si tenemos en cuenta que la mayoría de los hombres tienen la piel grasa y no les gusta nada tener brillos en la frente y en las mejillas.

Brillos

Para tratar este tipo de problema son ideales los peelings de ácido salicílico en cabina, acompañados de vitamina C como tratamiento en casa y cremas hidratantes libres de aceites minerales y que lleven algún tipo de matificante, con ello conseguiremos que se hagan “adictos” a nuestros consejos. Además, podemos explicarles que las pieles grasas tienen como ventaja que se arrugan menos pero que tienden a la flacidez y así poder aconsejarles un tratamiento de radiofrecuencia en el centro además de algún producto reafirmante para el mantenimiento en casa.

Las pieles grasas suelen tener tendencia a que el poro aparezca dilatado, así que tratamientos como la microdermoabrasión y en especial el Skin needling combinado con vitamina C, Retinol, Ácido Hyaluronico con vitamina B5 o factores de crecimiento epidérmico consiguen unos resultados sorprendentes en este tipo de pieles además de tratar otros inestetismos.

Bolsas y ojeras

Las bolsas y las ojeras es otro de los problemas que también preocupan a los hombres, y mucho. Se trata de uno de los inestetismos que tratamos casi a diario por lo que se ha investigado mucho sobre los activos y las técnicas que ofrecen buenos resultados en su tratamiento. En cabina, se obtienen resultados espectaculares combinando técnicas como la inducción de colágeno, radiofrecuencia y activos como los péptidos. Dependiendo del problema, bastaran 6 sesiones de inducción de colágeno cada 6 semanas. Después de casa sesión de inducción, y transcurridos quince días, haremos una sesión de radiofrecuencia y nutriremos la piel con activos tan eficaces como el Regu-Age. El cliente deberá utilizar en casa un par de productos, por un lado un cosmético con trans-retinol, especial para el contorno de los ojos, y por otro un producto que combine péptidos y antioxidantes para fortalecer el tejido conectivo y mejorar la hemodinámica y la microcirculación sanguínea.

 

Tratamientos flash

A menudo los clientes nos piden tratamientos rápidos y efectivos que les aporten energía a su rostro para antes de un evento o una reunión. Quieren borrar de manera rápida los signos de cansancio, la falta de sueño y la fatiga de la piel que se traduce en una piel mate y de color cetrino. Para estas ocasiones, las vitaminas son nuestras aliadas. En solo 60 minutos podemos conseguir que nuestro cliente se sienta satisfecho con un tratamiento que le aporte las vitaminas y la hidratación que necesita.

Utilizaremos un peeling multivitamínico que trabajaremos con los dedos por todo el rostro del cliente durante cinco minutos y lo retiraremos con una doble limpieza con un gel neutro para eliminar todos los restos por completo y neutralizar la acción del peeling. Después, realizaremos un masaje desintoxicante por el rostro, el cuello y los trapecios de nuestro cliente que además de desintoxicar le aportarán relajación. Hecho esto llega el momento de aportar más vitaminas a la piel, por lo que utilizaremos vitamina C que no contenga acido ascórbico que pueda irritarla, el Tetrahexyldecyl Ascorbatocombinado con vitamina E natural es bastante más potente y no causa ningún tipo de irritación. Después, aplicaremos una mascarilla multivitaminica durante quince minutos y, tras retirarla, volveremos a reforzar la piel con vitamina C y aplicaremos Ácido Hyaluronico para terminar el tratamiento hidratando en profundidad la piel sin aportar brillos.

Sea cual sea el tratamiento por el cual el hombre acuda a nuestro salón tenemos que tener muy claro que la clave está en saber adaptar nuestra carta de servicios al “lenguaje” que hablamos los hombres. Teniendo en cuenta que no son expertos en cuidados estéticos, debemos dirigirnos a ellos aportándoles toda la información y consejos que necesiten, sólo así conseguiremos fidelizarlos.

Claudio J. Sarabia
OM ESTETICA MASCULINA


Centro de estética María Victoria Escalona.

Visitenos en www.malagaestetica.es

Tienda onLine: www.esteticashop.es


Deja un comentario